Caso Iglesias: más de tres meses en huelga de hambre por un juicio justo

813

Por Valentina Úrsula Celedón y Jorge Ortiz

Mientras miles de chilenos preparan sus maletas y parrillas para disfrutar del fin de semana largo, este sábado 16 de septiembre el lonko Alfredo Tralcal y los hermanos Benito, Ariel y Pablo Trangol cumplieron 102 días en huelga de hambre tras estar un año y medio encarcelados sin una investigación concreta por parte de la Fiscalía de Temuco ante el denominado “Caso Iglesias”.  

El infierno de los comuneros comenzó en junio del año 2016 cuando los señalaron como presuntos responsables de la quema de una iglesia evangélica en la comuna de Padre Las Casas. Los lamngen1 han sido inculpados a través de la declaración de testigos sin rostro y una serie de contradicciones, pues los peritajes arrojaron que no se les encontró ningún tipo de pólvora o bencina ni en sus cuerpos ni en la camioneta del padre de Alfredo que supuestamente usaron para cometer el siniestro. Incluso, la camioneta es de un color distinto al que mencionaron los testigos.

Los comuneros se encuentran en huelga de hambre exigiendo que no se les aplique la ley 18.314 o Ley Antiterrorista que permite el uso de testigos protegidos, medida que contraviene tanto el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos como lo suscrito en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, pues permite la posibilidad de ampliar el margen del falso testimonio. De la misma forma solicitan “la no utilización de testigos sin rostros” y la “revocación de la medida cautelar de prisión preventiva”. También hacen un llamado a “denunciar la invisibilización por parte de los medios hegemónicos”.

En los más de tres meses que llevan los comuneros en huelga de hambre “han bajado alrededor de 20 kilos cada uno”, señala el comunicado emitido por Vocería del Lof autónoma. “Han ido desarrollando como consecuencia: mareo permanente, calambres, dolores de cabeza, pérdida de la orientación, depresión severa, hipertensión, desequilibrio, enlentecimiento, compromiso neurológico grave, dolores de espalda y dolor de pecho”,  agrega el comunicado de acuerdo a lo señalado por miembros del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico que evaluaron a los imputados. Así, “además de agravar las enfermedades con las que ya contaban, están en serio riesgo sus vidas o la posibilidad de quedar con secuelas gravísimas en su salud de forma permanente”.

“Las autoridades políticas de turno no han mostrado señales políticas de abordar nuestra protesta, incluso nos han tratado de una manera indigna, ni siquiera avisando a nuestros familiares cuando nos trasladan por Urgencia al Hospital de Temuco, lo cual es tarea de Gendarmería” señala un comunicado enviado por los huelguistas desde el interior de la cárcel.

“Nosotros, los cuatro Presos Políticos Mapuche, somos inocentes de los cargos que se nos acusan. La Fiscalía no tiene pruebas y nos tiene presos injustamente, mientras nosotros arriesgamos nuestras vidas, la carpeta investigativa no tiene ningún documento de peso para mantenernos en prisión preventiva. Les hacemos un llamado para que nos apoyen, por esta tremenda injusticia que estamos sufriendo y no nos dejen morir” concluyen los presos políticos.

Para más información puedes seguir el caso en el Facebook Libertad a los PPM del Caso Iglesias.

Revisa la entrevista de la werken Lorenza Aillapan, vocera del Lof, desde Señal 3 La Victoria (15 de septiembre, 2017).

 

  1. Hermanos en mapudungun