6/09

958

Estoy contigo
porque mis pasos son tus pasos,
camino tus calles
y veo tu cordillera,
respiro el que era tu aire,
el con olor a tierra mojada,
el del trabajo duro y la vida pesada.
Estás conmigo
porque a lo lejos
en esa misma cordillera,
la que te vio jugando entre escaleras,
me miras.
Asustado, cuidándome
como cuando caminabas a mi lado
para acompañarme a casa cuando ya era tarde.
Estamos juntos
porque ni el pasado
ni la sangre
se olvidan.
No
se
olvidan.

Javiera Pérez (1999-)